Los cinco (V) del mes JULIO

Treinta días más tachados del calendario y de nuevo el carácter altruista se pega por salir. A pesar de que estoy poco navideño y sí bastante afogao quiero atender puntualmente a la cita. Por eso, señores y señoritas: pasen, vean y opinen.

La Película
"Cool Hand Luke"



Cómo son las abuelas. Un nieto siempre querría a su abuela, pero si nos tratan como suelen hacen que las queramos aún más, nos compran amor con sobornos. Estos sobornos no tienen que ser necesariamente materiales, por ejemplo mi abuela me dora los oídos diciéndome “¡Ay Fernandín, eres igual que Paul Newman!”. Como podéis comprender, cogí simpatía por este tipo. Tanta, que este mes me he visto cuatro películas suyas, en plan remember.
Por esto no me queda opción que darle el premio a mi amigo Paul. Me quito el cráneo.

La película porno

Esta ha sido la categoría para la que he tenido que hacer deberes. Por un lado no quería volver a recomendar un documental en plan hipócrita (aunque el que le hizo ETV a Jenna Jameson es necesario verlo) y por otro me doy cuenta de que a pesar de consumir porno, no se me guarda en la retina con tanta facilidad la calidad de las cosas.
De los cortes que me pongo para disfrute corporal y liberación de estrés recuerdo caras y gestos…un difuso feeling. Nunca el nombre de los actores, ni el título, ni nada.
Esto se agrava si tenemos en cuenta que vivimos en la era de internet. Ahora no hay que grabar en vídeo las películas X de Canal+ ni esperar una tarde a descargar una película, simplemente teclear y cerrar el biTorrent para que  el buffer se llene a toda velocidad. La posibilidad de elegir, de cambiar de escena si no te gusta e incluso (yo estoy lo considero sacrilegio) pasar algunas partes de la cinta que no nos gustan han revolucionado el mundo del porno.
Algo tendrán que inventar las productoras que sea diferente de las historias mágicas y sobrenaturales de gran presupuesto para combatir contra actrices que muestran en la cama unas ganas de diversión tales que uno las querría, sin duda, como amigas.
Por esto tengo que mostraros a “máquina del amor”. Los veinte minutos están casi a la altura del título. Ojito.

El Disco
"Aviones" de Pereza



En teoría la tonalidad de las tarjetas que los árbitros enseñan a los jugadores se aproxima al rojo según la hostia se acerca proporcionalmente al asesinato. Sin embargo, para evitar que se estén constantemente repartiendo galletitas en la espinilla existe la figura de “la tarjeta amarilla por acumulación de faltas”.

Esta triquiñuela arbitral me sirve a mí para justificar la elección de este mes de un disco que se publicó hace once. Es ahora apropiado porque aviones son lo que sobrevuela mi cabeza durante la mañana entera, como a Pereza y sus vecinos de Alameda de Osuna. Es perfecto por muchas razones, entre las cuales:

-          Ser uno de los mejores discos de la música española. ¿Razón? Se puede escuchar una y mil veces y hay canciones que no caducan. Es este el caso de la mayor parte de canciones escritas por Miguel C. Torres, aka Leiva, como “Lady Madrid”, “Amelie”, “Champagne”, “El día que no pueda más” y “Llévame al baile”.
-          Además, alguna de esta canción es parte irremediablemente importante de mi vida, por asociación y coincidencia estética con alguna de las personas más importantes de mi vida. De esas que te vuelan la cabeza.
-          Son el único grupo al que le perdono “al 100%” el tener la etiqueta de “los 40 principales”.
-          Son estrellas del rock&roll y como tales, tienen unos directos de la hostia.

¡Larga vida, Leiva!


El Libro
"La Tregua" de Mario Benedetti

Cuando leo a Mario Benedetti siempre lo intento imaginar leyéndomelo con acento rioplatense. La experiencia no deja de ganar. Como no recuerdo la voz exacta intento pensar que en su lugar me lo lee Federico Luppi, con esa voz de intelectual un poco atormentado que entona en “Martín Hache”.

Me gustan los argentinos y los uruguayos por encima de todos los demás vecinos del sur. Se llevaron lo mejor de España hace muchos años y en algunos aspectos nos han dejado muy atrás.

Soy fan de la literatura de este señor desde que le robé “Buzón de tiempo” a mi madre. No sé si tenía doce o trece años, pero me voló la cabeza. Luego intenté su poesía, con algún que otro altibajo debido a mi métrica ignorancia.

El caso es que hace veinte días me atreví a ir a mi antigua casa y a revolver entre las cajas llenas de libros de mis padres y allí estaba. Lo arrejunté con otros catorce o quince y me los llevé de manera furtiva; mi herencia la estoy robando en vez de esperar a aceptarla.

Y es que hay gente que se preguntará si estoy chiflado cuando digo que si algún día me toca pedir algo solo hablaré de una mesa de madera, la estantería donde todavía acumulan polvo libros y revistas, el piano y libros como este. El resto no lo quiero; y es que las comparaciones son odiosas.

El Blog


Este último mes he estado dando pocas vueltas por internet, he de reconocerlo. Me lo propongo siempre pero los días acaban muy rápido. Sin embargo, he hecho un par de visitas a este sitio y la energía que me han transmitido las fotos las hace merecedoras de ser mencionadas en un apartado que, por descuido, ha estado muy cerca del Sáhara.
 




3 comentarios:

Stultifer dijo...

El cortometraje ONEGOAL, de Sergi Agustí, merece estar en el listado de lo mejor que he visto en julio. Rodado en 206 trata la historia de un grupo de personas de un campo de refugiados que en 2001 forman un equipo de fútbol. Todos ellos son amputados de guerra con una pasión por el fútbol que utilizan como terapia para combatir el trauma de la cruel guerra civil de Sierra Leona.

AntWaters dijo...

Pues yo hace poco me he descargado el club de los cinco jajajaa.... un poco traído por los pelos pero ;)

Vi la peli de Newman; cómo para olvidarla, con la de huevos (cocidos;) que se come....

Lo de la pornografía qué razón tienes; eso de películas enteras es historia... salvo con las de jalif studio que jajajajajaa, no tienen desperdicio ;)

Aparte que uno o el uno de uno busca otras cosas... que lo de siempre ;)

Bonita cabecera

un abrazo

Lo dijo...

Ay las abuelas!

Pues yo de peli te recomiendo "Life, Love, Lust", por lo menos es algo diferente.

Ah, lo de mi etiqueta es sólo un plagio a Miguel Hernández :)