BACK


Fantaseaba tanto con el momento de volver a escribir en Yesca que había hecho un par de artículos de regreso. Los días pasaban, el calor de Madrid no dejaba de presionar las sienes y los líos en los que mi vida está involucrada no dejaban de sucederse.
Este blog ha nacido en unas circunstancias muy especiales. Cuando empecé a escribir artículos tenía en mente escalar el Toubkal, el Naranjo de Bulnes y quizá el Ararat; irme a vivir solo y empezar a trabajar mientras estudiaba, aprobar unas cuantas para acercarme más a la línea de meta y vivir. Precisamente en Marruecos el hecho de vivir se convirtió en algo que, desde entonces, no doy por hecho cada día cuando me levanto. Ahí empezó mi gira.
Esta gira (y me refiero en términos artísticos en homenaje a la delgadez de Pereza) me ha chupado todas las energías. Me ha llevado al límite del sueño. Me ha dejado también como una sílfide.
Dejé de escribir cuando no podía más. Tenía imaginación viva y manos trabajadoras. Cogía papeles y los llenaba de garabatos, pero no me apetecía publicar. Después de tantas camas de hotel, camas de amigos, sofás ajenos, asientos de tren y de autobús; necesitaba tomarme mi tiempo.
Mi tiempo de toma de decisiones consiste fundamentalmente en vaguear sin hacer mucho y ver la vida pasar. La desconexión entre la realidad y la retrasmisión garantiza la genuinidad, espero.
Ahora, con escritorio nuevo y cama de 1,60 m, con ideas y frescura vuelvo a necesitar escribir mi vida.
Mi manera de escribir está casi totalmente influenciada por lo que vivo alrededor. Escribo parecido a como hablo. Hablo siempre como siento. Esta dualidad necesita mantenimiento por ambos extremos de la cuerda, es decir, quiero llevar a cabo un proyecto que huya de típicos tópicos que odio en mi día a día.
Nacerán varias secciones nuevas y morirán algunas viejas que no me han gustado o no creo que hayan funcionado. Quiero hacer series de artículos y para eso necesito vuestra ayuda.
Si pensáis que hay algo que merece la pena en este blog o que merece que le dediquéis una buena colección de insultos o gansadas, no os cortéis, hay barra libre.
Estoy contento de estar de vuelta. Nos vamos a divertir mucho.


4 comentarios:

Lo dijo...

Bien, has vuelto! Además has tuneado esto y todo, está muy chulo.

Dime que es mentira lo de la cama de 1,60!!!yo podría dormir allí a lo ancho...jaja

Un beso!

Miguel Jesús dijo...

1,6 metros de ancho, me parece bien.... ahora te veo más relajado, ¿no?. Me alegro........

Respecto de Yesca... "Alea Jacta Est".........

chinoataku dijo...

La foto de la cabecera muuuuuuuuy fresca Fer ;-)

Justo dijo...

Me interesa mucho ese planteamiento del blog, el momento en que surge, con todo parece que medio abierto... me alegro de que hayas vuelto a escribir