Los cinco (V) del mes JUNIO



Este no es sino un ejercicio de síntesis que me he propuesto hacer de manera mensual. Quiero tratar de crear, con cadencia de treinta días, un registro de lo mejor que haya pasado por delante de mis ojos (con o sin las gafas puestas). Por eso inauguro esta sección, abierta de piernas totalmente a cualquier tipo de sugerencia.



La película
"The Sting"


 
Lo importante en una película es que haya acción, que vaya rápido, que no te deje responder a los mensajes del móvil porque te pierdes algo y luego no te enteras.
Esto es un fallo que encuentro a menudo en las pelis viejas. Sin quitarles mérito y sin, por supuesto, negar su calidad, es objetivo el hecho de que la lentitud aumenta según nos vamos remontando años atrás en la historia del cine.
Por eso veo muchas películas actúale; también por eso cuando hay una tan cojonuda como ésta la debo de elevar a lo más alto del ranking. 

La Peli Porno
"Vente a las Vegas, nena"


Alguno se sorprenderá por esta categoría, otros la consideraran chabacana y vulgar. Bueno, pues a todos estos les digo:
¡Sois unos jodidos hipócritas!
Casi todos consumimos porno (sí, vosotras también) y creo que mi pequeño granito de arena al círculo de lectores que tiene este blog es recomendar algunos de los cortes que me han parecido la hostia.
En este caso voy a empezar casto, ya que no es esto una película porno en sí, sino un documental sobre la vida en América de Rebeca Linares, motivo de orgullo patrio. Es interesante hasta para los que han querido, pero no han podido, evitar leer esta parte del post.

El Libro
"Historias del Calcio". Enric González.


Sólo llevo cincuenta páginas pero ya lo aúpo a este trono. ¿Razones? En primer lugar, no he leído muchos libros en los últimos dos meses. Los que he devorado furtivamente mientras los apuntes de análisis bursátil esperaban recelosos son imposibles de recomendar (no por malos, sino porque se desvían de la pulsión de búsqueda de placer de todo lector que no sea lo suficientemente freak sobre según qué temas).
No es el primero que me leo de este señor y sé que no será el último (ya está en las librerías, creo, “Historias de Berlín”). Su estilo me gusta porque es en lo que a mí me gustaría convertirme: desenfado culto con mucha, pero que mucha, experiencia en la maleta.
Este librito (se lee del tirón en una tarde o, intermitentemente, en diez o doce visitas al retrete) da una visión general de Italia a través del circo del XX: el fútbol.
Es difícil encontrar algo que planee a más altura para un aficionado al fútbol y a leer.

El Disco
"The Blueprint 3" Jay Z.

 
Lo mío con la música funciona por sprints. Me da por algo, y exploto ese algo hasta que otra cosa desvía mi atención y hace que me olvide. Por eso hace unos pocos días metí la nariz en el disco duro y repasé la larga lista de discos descargados. Algunos, aunque buenísimos, me resultan indiferentes. Otros, sin embargo, me obligan a abrirlos y escucharlos de nuevo. Los mejores me hacen buscar en internet ávidamente por algún nuevo material.
Uno de los tipos que me vuela la cabeza es Jay Z. Ya desde mi etapa americana me gustaba (incluso sin poder entender las letras) y durante esta última maduración musical mi admiración por su genialidad no ha dejado de crecer. Cuando me gustaba el heavy-metal por encima de todas las cosas escuchaba a Jay Z, cuando el hardcore-punk era en lo que me gastaba los cuartos el negro seguía cantando en mi cadena musical. Ni siquiera el rock and roll me dio argumentos para expulsarlo de mi “cielo de músicos”.
Este disco del que hablo es de hace 9 meses pero no lo escuché entero hasta hace tres semanas y me quedé con la puta boca abierta. Ahora, además, sigo goteando baba después de haber visto los videoclips de “D.O.A” y “Young Forever”. Porque hasta esto lo hace mejor que los demás el cabrón.
Precisamente estos dos cortes son los que más me gustan, con un sample brutal de Janko Nilovic en el primero y con una producción brutal sobre la mítica canción original de Alphaville de Kanye West.
Another complete whole different story.

El Blog

Sería un ejercicio de autoengaño no escribir sobre el blog que más he leído en el último mes. Es más, lo leo siempre que google Reader me avisa de que hay algo nuevo. Y es que a mí se me da muy mal esto de leer otros blogs, y eso que le estoy poniendo empeño. Siempre visito media docena larga al día a pesar de que tengo que ponerme las gafas y acaba doliéndome la cabeza de tanto forzar la vista en la pantallita.
Porque a mí me gusta leer en papel, como toda la puta vida. Sin embargo, mientras “Lo” siga teniendo esa inspiración calenturienta que le sienta tan bien como el color rojo, tendré que seguir gastándome dinero en aspirinas.
Pero oye, sarna con gusto, no pica.
 




3 comentarios:

Gabrielle Dupré dijo...

Yesca, te doy las gracais por pasar a mi espacio. Recuerdo aún mi comentario tendido sobre la fista brava... pasé por tu espacio y me leeré los posts anteriores. Vale?

Me encantó la sección de las 5 cosas... está muy interesante!!!! Más que ejercicio, pues es una terapia, no? eso de conocer cosas nuevas es de lujo.

Debo decirte que el libro me llama la atención, la película porno, se cnseguirá en México? Tiene un buen título, invita, no? jajajajajaja!

Saludos Yesca.

Lo dijo...

Jo...qué honor! En serio, a mi estas cositas me hacen mucha ilusión :)
Así que te debo un whisky, por lo menos.

Ah! La categoría de peli porno me parece absolutamente necesaria, bien hecho!

Un beso Fer!

Stultifer dijo...

Yo tendría que hacer "Mis 5 peores del mes". De las cosas buenas me nutro, pero las negativas me desconciertan. Creo que si las analizo puedo enfadarme un poco más y pienso que no es el sistema de superarlas. Además, las cosas negativas siempre provienen de algo externo a mi.