Crónicas Turcas (I): La circulación


Los “morunos” (perdónenme el término potencialmente despectivo – no es esta mi intención – pero encontrar un término que englobe a árabes, otomanos, kurdos y demás es complicados sin referirse a su color de piel, que comparten, cuando la carne está muy pasada, con los deliciosos pinchos de carne) tienen un gran problema con la circulación.
Aclararé que estoy autorizado a hacer esta valoración: la mayor parte del año la paso en la ciudad del claxon (Madrid), he vivido en la zona del mundo con más carriles por sentido (Los Ángeles) y he visitado con frecuencia allí donde poner el intermitente o pararse cuando enchufas un hostión al de adelante es de maricones (Miami).
Sin embargo, en el dominio del caos nos inflan los moros. Hace una semana descubrí que en Marruecos lo que separa una calle peatonal de las demás es que, además de coches y motos, también circulan peatones. La dictadura de las máquinas es evidente.
En Turquía son más civilizados. Los coches, solo por la calzada; los peatones, por donde pueden. Aún así, son pilotos intrépidos e improvisadores. Para ellos las marcas en el pavimento son solo decorativas (si a algún ingeniero de Caminos se le ocurre hacer dos carriles anchos ya viene el vulgo a convertirlos en tres) y un cruce de calles en vez de ser momento de aplicación de reglas es demostración de quién tiene más pelotas para arriesgar el morro del coche.
Esta actitud la aplican en general al movimiento, sea este motorizado o a pie: caminar por una calle repleta de gente es un ejercicio que exige gran habilidad, maniobrar con el carrito por el supermercado es como llevar un tráiler.
Por eso es mejor ser precavido. Yo me siento seguro, pero bien es verdad que conduzco un Mitshubishi Pajero. Que se atrevan con mis garras africanas.

3 comentarios:

SuperBarbie dijo...

Estuve por esas tierras hace año y pico....vaya miedito!
Que importa que haya 3 carriles de ancho? Ellos meten 5 coches...debe ser algún tipo de proporción matemática que se escapa a mi entendimiento...

(A partir del día de hoy queda inaugurado mi seguimiento a éste, tu blog. :)
MUAKS!

Lo dijo...

Me apuntaré como nota mental muy importante tener cuidado si algún día voy por allí.
Yo no entiendo como aquí no me han atropellado todavía, que no es que lo desee, pero conociéndome me extraña.
Así que allí yo tengo auténtito peligro de muerte!


Ah! me encanta la palabra "colega" así que ningún problema en estar en esa lista, todo lo contrario :)
De todas formas como para decirle algo a un tio que se mueve en un Mitsubishi Pajero...

cbm dijo...

Vete a la India... no sabes lo que te espera... un país sin semáforos gobernado por el libre albedrío de sus habitantes y animales sagrados !!
allí conducir impilica esquivar y tocar el claxon el mayor nº de veces x minuto. No existe el código d seguridad vial, cada uno tiene el suyo propio, allí todo vale!..
y si eres un transeúnte o le pones un par para parar el tráfico y cruzar al otro lado o vete pensando en pasar el resto de tu vida esperando a qe paren...
una experiencia inolvidable

http://www.youtube.com/watch?v=RjrEQaG5jPM&NR=1&feature=fvwp